De cara al barro

Just Go With It (2011), Dennis Dugan

¿Es válido escribir sobre una película que no se terminó de ver? Probablemente, si no se terminó por imposibilidad mental. Y si no es válido, voy simplemente a explicar por qué no pude seguir con esto, después de 60 minutos, y a la espera de otros 60.

Necesitábamos, con mi novia, una película ligera, alguna comedia romántica que se dejara ver fácilmente y nos distrajera. No había mucho disponible, y nos decidimos por esta, convencidos de que Adam Sandler no nos podía hacer pasar un mal rato. En general sus comedias no merecen ser llamadas menos que mediocres, y en muchísimas ocasiones son buenas películas, muy dignas de ser vistas. Pero este caso me sorprendió muchísimo.

A la película le lleva una media hora expresar el conflicto, para lo cual crea una situación idílica que se cae de berreta, con un personaje tan pero tan básico que no puede ser creíble ni durante cinco minutos (chica linda, joven e inteligente, todo a niveles en extremo arquetípicos). A continuación el descubrimiento del anillo de casado, y la mentira inventada para ocultar el invento de otra mentira (situación, de nuevo, tan fácilmente soluble que se hace difícil continuar después de esto).

Parece haber un destello de interés con el advenimiento del personaje de la falsa esposa, bien llevada, durante su primera escena, por Aniston. Pero los lamentables hijos y el muy poco convincente viaje a Hawaii hacen intolerable el argumento. La fascinación de Sandler por una mujer tan insulsa está tan poco trabajada que ningún espectador puede caer en el juego de llevar a una familia inventada y una amante recién conocida, todos juntos, de vacaciones, para crear lazos entre ellos (que por otro lado, es un interés tan extraño y tan poco justificado que de por sí llama la atención).

Como si fuera poco, todo está acompañado por chistes lamentables, destinados a idiotas o a gente sin ningún sentido del humor. Esto llega a su punto máximo cuando Sandler tira a su supuesta hija de cara contra el barro, y ella le sonríe con satisfacción (?). Fue en este momento que decidí abandonarla. Sinceramente me pregunto si alguna de las cientos de personas que trabajaron en tan cara película leyó el guión antes de aceptar.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s