Los marcianos y las letras

Hoy Ray Bradbury cumplió 91 años. Me pareció extraño. Hay una tendencia a que las grandes leyendas del mundo pertenezcan ya al pasado. De vez en cuando me deprimo al pensar que las personas que leo, veo o escucho y admiro, ya están muertas. Para compensar, saber que las que están, están, muchas veces consuela.

Bradbury es un señor de pelo blanco que, según lo que se cuenta, gusta de la jardinería, el go y, claramente, la literatura. No es físico ni matemático ni nada: no estudió en la universidad por problemas económicos, y se decidió a escribir y leer por su cuenta.

Por momentos podría pensar que lo que me gusta es más el concepto Bradbury que el autor y la respectiva obra, y tal vez algunas obras ayuden a esta idea. Fahrenheit 451, sin ir más lejos, tiene algo de simplona, de naif y básica, que nunca me terminó de convencer. Pero en cuanto dudo del talento del hombre (cuyos últimos trabajos datan, admirablemente, de la actualidad) su gran obra viene a mi mente: Crónicas marcianas (1950).

Tengo una historia de vida con esta novela, que debo haber leído ya más de tres veces, la primera de las cuales fue en la temprana infancia, como una de las primeras lecturas. Hay una relación de afecto particular, sí, pero no creo que eso haya sido posible sin un libro de tan potente y melancólica profundidad. En sus más de veinte relatos (que alguna gente insiste en tratarlos separadamente) se desarrolla una reflexión sobre el carácter y las formas de la humanidad, sus dolores, sus miedos y su historia, que no puede más que generar admiración, entre otras cosas, por  la claridad de pensamiento dentro de lo complejo, y la excelente narrativa que lo lleva a palabras.

Todavía algunas noches evoco, con un escalofrío recorriéndome el cuerpo, la imagen final, del hombre mostrando a sus hijos sus propios reflejos en el agua, y explicándoles que los marcianos, son efectivamente ellos.
Feliz cumpleaños.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s