TAG 2011: segunda fecha

La segunda fecha la afronté con total tranquilidad, por tres razones. La primera, que el debut ya había pasado, hecho que de por sí había agregado nervios a la primera instancia. La segunda, que lo peor que me podría suceder en un partido, había sucedido la semana anterior: perder un partido ganado de la manera más tonta. La tercera, que mi oponente era uno de los jugadores más fuertes que tenemos por estos lares, superior a mí en unos nueve niveles, por lo cual la exigencia de ganar era más bien baja. Todos estos factores me permitieron disfrutar más la fecha y aprovechar mejor la partida.

Tal vez jugué un poco rápido, y eso puede haber influido en algunos errores que, capaz, no hubiera hecho. Pero la verdad es que puse todas las piedras con seguridad, por lo cual no tengo excusas para algunas de mis fallas. Por ejemplo, haber invadido en C3 con blanco 22 sin antes achatar su moyo con L5 (como más tarde, me recomendó mi oponente), no puede ser considerado un error sino una inferioridad de nivel. Creo que esto, a nivel técnico, fue lo más interesante que aprendí de este partido.

En cambio, el error de conectar en C7 con blanco 32 en vez de simplemente capturar y eliminar el aji de la piedra negra encerrada es algo que podría haber evitado, un error recurrente que más de una vez me ha traído problemas. Blanco 44 es, probablemente, mala dirección de juego. Según mi oponente (y me parece totalmente razonable), en este momento (y en verdad, durante el resto del partido), lo importante es atacar su moyo antes de que se transforme en algo demasiado grande y sólido, que fue lo que efectivamente pasó. Y a partir de negro 83, conclusión final de mi negativa a tocar el moyo negro, el partido estaba prácticamente terminado.

No hay nada que decir. La superioridad de nivel fue clara, si bien por momentos tuve algunas chances. No obstante eso el partido me resultó provechoso y grato, al menos en términos de aprendizaje, y de tener un partido de torneo no traumático. Y debo admitir también, que fue vagamente inspirador, dejando en mí las ganas, en cierto nivel reforzadas, de jugar en algún momento como lo hizo mi oponente.

Click acá para ver la partida (en realidad, un diagrama de las primeras noventa piedras) y acá para los resultados del resto de la fecha.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s