Long, long, long

Martin Scorsese dio a conocer el trailer de lo que será su documental sobre George Harrison. En honor a la verdad, admito que no vi ninguno de sus documentales musicales, no por decisión política ni nada por el estilo, sino porque es un género que nunca me atrajo particularmente. Por lo general pasan con cierta indiferencia, y como nunca queda claro si el interés de los mismos depende de la película o del músico, mis gustos se confunden y terminan por ignorarlos. Igualmente, tengo en mi haber algunos que disfruté (de nuevo, probablemente más por el músico en cuestión) como About a Son o Loki: Arnaldo Baptista, y que me hicieron notar las posibilidades del género (particularmente el primero).

El punto es que, más allá los prejuicios o los gustos, sospecho que nada malo puede salir de esta conjunción de genios, y que si nunca fui fanático de Bob Dylan, The Band o The Rolling Stones (las demás películas del género, de Scorsese), sí puedo declarar haberlo sido (o serlo) de los Beatles y, probablemente, de Harrison.

Por un lado, desde lo poco que podemos conocer de lo humano de las figuras públicas, es claro que Harrison fue siempre más humilde que la dupla protagonista de la banda, de la cual uno no sabe si soportaría más de algunas horas de su compañía. Pero más allá de esta aparente calidez, a nivel musical hay hitos insuperables. Sí, voy a nombrar a Something, a riesgo de ser trillado y nada novedoso, y particularmente a su solo de guitarra, simple si los hay, pero profundamente emotivo. Pero además, Harrison es el compositor de uno de los temas más subvalorados de los de Liverpool, Long long long, que con esa mezcla de misticismo y romanticismo, y un estilo al más puro Elliot Smith (precediéndolo en treinta años), no puede menos que partirlo a uno de dolor. Post-Beatles, además, fue el compositor de una genialidad de la alegría como lo es My Sweet Lord, una canción que parece compuesta para cantarla en un fogón.

Dicho esto, solo pensar en la música que acompañará la película (y de nuevo el objeto estudiado supera al estudio), la melancolía y el talento, y por supuesto, Scorsese, me generan, simplemente ansiedad.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s