TAG 2011: tercera fecha

Cuando el jueves llegaron los emparejamientos, estaba un poco ansioso. Por ahora tenía cero puntos sobre dos, y la auto-exigencia moral de hacer un punto en esta tercera fecha, o retirarme del go para siempre. Exagero, claro, pero realmente pensé que sería muy desmotivante seguir avanzando en el torneo sin ningún punto en mi haber, desempeño muy inferior al esperado por mi superyó.

Los emparejamientos me sorprendieron con un bye. Me llamó la atención, porque hasta ahora veníamos siendo una cantidad par de jugadores. El organizador me explicó que se había sumado uno y que por sorteo me había tocado a mí no jugar entre los 33 participantes. Bueno, tenía el punto deseado, y gratis. Por un lado, me lo tomé con ligereza sabiendo que, ya que el fin de semana próximo sería el Congreso Argentino y tampoco tendría fecha, el destino me había dado unas vacaciones de la competición de unas tres semanas. Por otro lado, tuvo un gusto amargo de cierta insatisfacción, de seguir sin poder ganar un juego. Pero en fin, es lo que hay.

Seguí por KGS la partida entre Gabriel Benmergui (7d) y Santiado Laplagne (2k) viendo con admiración la manera en que el primero destruía toda posibilidad de juego del segundo, aprovechando cada error al máximo, obligándolo a hacer mala forma y escapar al ritmo de los puntos del más fuerte. Ya desde el principio blanco tuvo problemas, con algunas jugadas que le dejaron en la esquina inferior derecha la famosa “compota”, una forma mala y deficiente. Mejoró con la construcción del moyo en el lado izquierdo, pero nuevamente, fue eficazmente invadido por el oponente con negro 47. Igualmente, desde el sentido común y no desde la técnica, creo que la fuente de todos los problemas de blanco fue tener un grupo como el de la esquina inferior derecha. Acá está el kifu.

Más tarde fui al club a ver algo del torneo, pero había muy poca gente. Jugué algunas partidas relajadas (en comparación con lo que hubiera sido jugar a ganar o ganar), y una de las ellas fue particularmente interesante por dar batalla relativamente digna a un oponente en cuatro piedras superior, y desconocido para mí en el juego.

No hay mucho más para decir sobre esta fecha, de la cual, además, hay muchas partidas que no se jugaron por abandonos o desapariciones momentáneas de jugadores. Será entonces, hasta dentro de dos semanas.

Anuncios

3 comments

  1. Epa, amigo! Perder dos partidas es de lo más normal. Que eso sea el 100% de lo jugado en un torneo es una consideración tramposa de tu superyo. (¿o de tu ello,?).
    Quisiste decir “como el de la esquina inferior derecha”, no?

  2. Corregido el error de la esquina.
    Probablemente esa exigencia tenga algo de inmoral (o tal vez, no tiene nada que ver con la moral en absoluto, también es posible). Pero al menos como obsesión, es superyoica.
    ¡Un saludo!

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s