6to Congreso Argentino de Go

Llegó el Congreso Argentino de Go, al que pude asistir recién en el segundo día. El viernes, que se dieron las charlas sobre el go y la cultura china, y la actualidad del go en Japón, no fui. Tuve buenos comentarios al respecto de ambas.

El sábado llegué al mediodía, después de haber dormido poco, y lo primero que hice fue buscar café. Ayudé a organizar un poco el salón, y contemplé cómo la gente iba llegando. Del Torneo Hilario Fernández Long, torneo por categorías, de cuatro rondas y poco tiempo que se juega en el Congreso, voy a escribir mañana, una vez terminado y con la experiencia completa.

Un evento como este, enmarcado particularmente en el cumpleaños número 40 de la institución, puede hacer dos cosas: fomentar y ayudar a una asociación, o mostrar su fisuras, sus puntos débiles. A primera vista me sorprendió la cantidad de gente que llegó al lugar, más de la que alguna vez vi unida por el juego. Una charla posterior con Jorge, el presidente de la asociación, me reveló que era en realidad la menor asistencia en años. Un amigo, otrora habitué del club, en otra charla me comentó que la cantidad de jugadores de go de Buenos Aires excede por mucho a los asistentes de este congreso en particular y, en realidad, de cualquiera en general. Con la mudanza inminente, fuente a la vez de incertidumbre y miedo, me pregunto si esta crisis institucional es una de las tantas, o tiene mayor trascendencia. Por alguna razón los jugadores fuertes de la ciudad (el país, que no le genera ingresos, no tiene en realidad mayor pertinencia sobre el destino de la asociación) prefieren la individualidad antes que la sociedad. Me parece que en esto está el punto de la cuestión.

Más allá de esta pequeña reflexión, durante el día de congreso hubo más actividad y entusiasmo del que personalmente vi en cualquier otra ocasión. La charla de Fernando Aguilar, comparativa entre el ajedrez y el go con partidas ilustrativas, fue interesante, y el pequeño homenaje posterior a él como jugador, sumado al brindis y al festejo de los 40 años (con dos fundadores presentes) agregó nostalgia al asunto, y a la vez, una sensación bien tangible de desasosiego sobre el futuro.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s