Right Here, Right Now

You’ve Come a Long Way, Baby (1998), Fatboy Slim.

Este es un disco para enchufarse en los oídos y escuchar caminando. Realmente parece diseñado para tal función (y solo caminando, cualquier otra forma de movimiento sumada a esto sería directamente peligroso); para estimular el cerebro y las piernas, y dejarlos perderse en nuestro magma personal y urbano.

Caminar es una actividad que particularmente me agrada bastante. Tengo la costumbre de, cuando las distancias entre lugares no superan las veinte cuadras, caminarlas, así como la de, cuando el tiempo del que dispongo alcanza, caminar distancias mayores. Y recientemente redescubrí (porque ya lo había notado y olvidado hace algunos años) que el disco mencionado es una buena compañía. Anoche, sin ir más lejos, caminé más de una hora entre mi facultad y la de la chica que ocupa el rol de mujer de mi vida, y no llegué a escuchar el disco completo, señal de longitud. Pero como todas y cada una de las canciones del mismo tienen una unidad de sentido fuerte, y en muchos casos se suceden la una a la otra sin interrupciones, el disco se percibe como una sola cosa, de comienzo y final difusos que así como termina, podría volver a empezar.

Se trata de una mezcla de electrónica, hip hop, y otras cosas que no sé mencionar porque, simplemente, no son géneros de mi estilo. Pero en este caso, a  pesar de no serlo me parecen magistralmente llevados a la obra. Creo que la canción que inaugura la lista resume conceptualmente la idea del álbum. Right Here, Right Now, solo desde su título, es bastante explicativa: Fatboy Slim nos dice que estamos en este momento y en este lugar, es decir, en el presente, momento en el cual sucede todo, y nos hace sumergirnos en ese momento. Y esto no puede hacer más que estimular la mente (al menos en mi caso) en el sentido menos estructurado del término. Lo que importa es el presente, el presente es el pensamiento, y este disco reitera e intensifica el mismo, dejándonos divagar libremente, con más atrevimiento y audacia del que estamos acostumbrados. Con este hombre genio, llamado Fatboy Slim, por momentos soy el mejor jugador de go del mundo, en otros estoy escribiendo una gran película, y en otros estoy sacudiendo el mundo del video under. Cuando termino de escuchar (y de caminar) algunas ideas que forman parte de aquellas quedan, y me dejan trabajar.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s