La construcción del personaje

El Elegido (2011), Telefé.

Anoche terminó El Elegido, esa ficción que, con su moderado éxito y un grupo de muy fieles seguidores, se convirtió a lo largo del año en probablemente el mejor producto televisivo argentino de 2011. Como es sabido, los géneros y formatos, en la actualidad y particularmente en televisión, son híbridos, y este tipo de ficciones no son consideradas telenovelas, sino tiras diarias. Es decir, el formato de todos los días lo define, más que una cuestión de tema o forma. Y esto es correcto porque, si bien con elementos del melodrama más clásico presentes, también hay una fuerte trama policial, otra metafísica, y varias más mezcladas.

Claro que la imposibilidad del amor de la pareja protagonista, es decir, el melodrama, es la que rige la estructura, pero las subtramas cobran tanta importancia que modifican totalmente el tono de la serie. Crecen y se retroalimentan, pasando por encima a su trama principal, con un solo objetivo: sus personajes. Porque si hay algo que fue El Elegido, fue una tira de personajes. Particularmente dos, Verónica San Martín (Bredice) y Oscar Nevares Sosa (Cruz) se llevaron puesto al producto entero, y más de un fanático miraba cada episodio a la espera de las escenas de alguno de estos personajes. Realmente, no es para menos, porque ambos están construidos a la perfección y con trabajos que son muy dignos de verse. Pero además de estos, todos están construidos con un nivel claramente más profundo que el habitual en ficción argentina, como David Nevares Sosa (Cáceres) o Greta Sáenz Valiente (Antonópulos), entre otros.

No voy a caer en la trampa de hacer comparaciones, y menos con series de otro calibre completamente diferente (como el paralelo evento televisivo de 2010, Malparida), pero sí puedo decir que celebro el valor de construir tramas por momentos tan complejas que eran difícilmente comprensibles, y de darle semejante importancia a los personajes por sobre cualquier otra cosa, buscando la profundidad y los matices de la obra particularmente en ellos. Admito que, como a toda ficción seguida por tantos meses, se la va a extrañar.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s