Las ciudades y los muertos

Buenos Aires eterna (2010), Sergio Carrera.

Faltan muchas cosas que exploten Buenos Aires. Faltan películas que muestren ese “qué sé yo”, habitadas por personajes bien locales, tal vez al estilo Medianeras. Faltan libros urbanos. Faltan historietas porteñas. Creo que esta ciudad es un lugar con tanto, que es un potencial desperdiciado constantemente. Pareciera que Sergio Carrera piensa lo mismo, y desde su puño y letra (y línea) decidió actuar.

Buenos Aires eterna es un relato místico porteño, una especie de Hellblazer borgiano en blanco y negro, breve, conciso, redondo. Leerla en un colectivo (como lo hice) es atravesar los lugares de la obra en dos sentidos, física y mentalmente. Porque algo que tiene esta historieta, un pequeño juego inevitable, es el ir descubriendo los lugares en los que transcurre la acción. “Mmm, eso parece ser diagonal norte” o “¿dónde vi ese puesto de flores?”. Es una actividad bastante divertida y hace parte de lo extrañamente familiar de la historia. Uno se pone a pensar si los personajes no existirán efectivamente ahí entre la gente, caminando por la calle. O volando y saltando entre los edificios (que realmente, desde lo visual, llaman a eso). Al menos, parece totalmente posible.

Otra parte de generar un clima tan claro y logrado, familiar pero también propio, es el dibujo. No exagero si digo que es excelente, con influencias muy marcadas de Frank Miller y, por qué no, de la historieta más clásica (tal vez un Altuna no se difícil de encontrar en estas páginas). Negros y blancos, sin ningún punto medio, y un buen uso de los fondos (y de la falta de ellos).

No obstante, el guión deja un poco que desear, y no sólo por su idea del viaje entre planos de muertos y vivos, tal vez un poco demasiado vista (aunque con variaciones más que bienvenidas). Hay algo de cansancio en su cantidad de páginas, de hacer las que están y no poder más. Hay algo también de recopilación, juntar de una manera algo repetitiva demasiadas historias similares (las muertes) y perder un poco el arco argumental de la trama principal. En ese sentido, me parece que faltan páginas, falta desarrollo de personajes, falta exploración, y compromiso tal vez, con meterse de lleno en este plano.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s