ipod touch

Rápido, furioso, y pequeño

Need for Speed: Undercover y Need for Speed: Hot Pursuit, para iOS.

Hace ya algunos meses que tengo el pequeño aparato de Apple llamado Ipod Touch. Y debo decir que, al menos parcialmente, satisface una de las limitaciones de la netbook, que es la del entretenimiento virtual. Hoy en día un ipod o iphone es una consola portátil de juegos más, al punto que compite con las de las grandes empresas, como la sony PSP o la Nintendo DS. Como primera de tal vez muchas menciones a aplicaciones de iOS, me permito mencionar a dos videojuegos de la saga Need For Speed, el Undercover y el Hot Pursuit.

Creo que no sería exagerar decir que estos juegos son de los mejores disponibles para este aparato. Sus gráficos no tienen que envidiarle a los de sus versiones de PC, y su jugabilidad es tranquilamente superior. EA Games encontró el tipo de consola ideal para esta saga, con su control de volante (la sensación de velocidad está llevada hasta el vértigo) y sus botones que consisten en zonas de la pantalla, de manera tal de no ocupar espacio de la misma.

Siempre me llama la atención cómo juegos centrados en áreas tan específicas (deportes, carreras, etc.) pueden esbozar la amplitud de sus horizontes más allá de esas áreas. En juegos como estos, es admirable el detalle y trabajo puesto en los paisajes, urbanos y naturales, que rodean las rutas. El hecho que efectivamente sean rutas o caminos de tierra, entre inocentes vehículos de civiles, es claro ejemplo (burdo, tal vez) de estos horizontes ampliados. Llevada la misma idea a otros niveles, podría sorprendernos.

Respecto al Undercover, puedo decir que posee como claro aporte el hecho de tener una historia, si bien algo trillada, bien escrita y sólida, lo que le agrega una cuota interesante de narrativa al asunto. Pero igualmente positivo es el hecho de que el Hot Pursuit, un año más nuevo que el anterior, no tiene este tipo de contenido, pero lo reemplaza con otra estructura de juego que compensa o incluso mejora al producto final. Utilizando una suerte de estructura de módulos agrupados en niveles, y divididos en dos carreras (policía y ladrón, al viejo estilo de nuestra infancia) el juego cumple en cantidad, variedad, y dificultad de misiones. En ambos la pantalla retina hace de las suyas, transmitiendo bien la idea de calidad que Apple siempre procura llevar adelante.

Anuncios