una semana un párrafo

Una semana, un párrafo (1)

Lunes seis de la mañana, me despedí de mis viejos, y saludé a mi gata. El 7 hasta Parque Chacabuco, Avelino Díaz y Doblas. Bajamos todas las cajas, dos pisos por escalera, y nos sentamos en la vereda con todas ellas. Llegó el flete, me subí, y Julieta con su madre y su amiga Julieta fueron en el auto. Llegamos a la casa nueva, el sol inundaba el living, y empezamos a ordenar un poco. Viajar al trabajo, en tren, subte o colectivo. Llegué media hora tarde dos días seguidos. El tren es la mejor opción, aunque vaya a dos por hora. Buscamos opciones para instalar internet, todavía no encontramos la adecuada. Una semana sin heladera, pizza, fideos, tarta, milanesas. Primera visita de amigos, cervezas en un balde de hielo, agua a temperatura ambiente. ¡Llegó la heladera! Con un pésimo humor del muchacho que la subió. Al principio no enfriaba, ahora sí. Fuimos vaciando las cajas, encontré un lugar ideal para la mesa enorme, y tengo que instalar el lavarropas. Torneo con hándicap, no me fue muy bien. Ya están las computadoras y la impresora, básico. Se calmaron las secuencias, vi a mi familia, volví a estudiar go.

Anuncios